monasterio de piedra

Un fin de semana en El Monasterio de Piedra

El Monasterio de Piedra es un parque natural ubicado en Nuévalos, Zaragoza, y es un lugar muy especial para animarse a hacer una escapada de fin de semana. Las dos veces que hemos estado en el Monasterio de Piedra nos hemos quedado en el propio Hotel Montasterio de Piedra, que además ahora es Spa.

monasterio de piedra

El Monasterio de Piedra está en Nuévalos, Zaragoza,  a unas dos horas desde Madrid.

 

Nosotros fuimos, esta segunda vez, en puente y, nos pareció una gran idea antes de empezar el viaje, pero al llegar resultó que estaba llenísimo de gente, el hotel, por su puesto, lleno, pero lo peor fue hacer las rutas por el Parque con la sensación de que estábamos más en un Parque Temático que en un Parque Natural.

monasterio de piedra

Aquí tenéis una imagen de cómo estaba la cola para comprar la entrada para acceder al Parque por la mañana. Una auténtica locura.

Con esto no digo que no lo pasáramos en grande, es solo una recomendación a tener en cuenta: es mejor no visitar el Parque del Monasterio de Piedra en puentes.

¿Mejor época para visitar el Monasterio de Piedra?

Verano:

Nosotros la primera vez fuimos en verano. No hacía demasiado calor teniendo en cuenta su ubicación. Con la piscina abierta en la que no había casi nadie, pasamos dos días estupendos. Por la mañana temprano visita al Parque, ver la exhibición de aves rapaces y por la tarde aprovechar la piscina para nosotros dos solos.

 

Primavera:

La segunda vez que hemos ido ha sido en primavera. Aquí nos animamos a ir en el puente de mayo y bueno, la primavera tras las lluvias crean en el paisaje caídas de agua con más fuerza y mucha más agua. Es maravilloso. Eso sí, mejor un finde normal que un finde de puente.

¿Merece la pena alojarse en el Hotel Monasterio de Piedra?

Alojarse en un Monasterio del siglo XII en el que vivieron monjes de verdad durante más de 700 años tiene su encanto, sin duda.

monasterio de piedra_09

Las instalaciones son preciosas, la tranquilidad es absoluta, y si tienes una habitación con vistas al Parque, no se puede pedir más. La primera vez que fuimos la habitación tenía vistas al claustro. También nos encantó, tiene su punto de magia y encanto especial.

monasterio de piedra

Cogimos el Paquete Spa Relax, que incluye la noche en el hotel con desayuno, un recorrido Spa y entrada dos días al Parque Natural.

monasterio de piedra
Vistas habitación al Parque Natural

El desayuno merece mucho la pena, es un bufet muy completo con el que recargar las pilas antes de empezar el segundo día de ruta por el Parque Natural.

monasterio de piedra

Eso sí, para la cena hay que ir al Restaurante o coger el coche para ir al pueblo que está a 2km. El Restaurante tiene unos menús con precios para la cena muy elevados (27€ por persona la noche que estuvimos sin bebidas).

Bar Hotel Monasterio de Piedra
Bar Hotel Monasterio de Piedra

Cenamos en el bar del hotel, una pizza “precocinada” nos dijo con pena el camarero,  pero nos supo a gloria y 9€ frente a los 60€ que nos hubiera salido la cena, era un precio muy razonable.

El Hotel además, al ser Monasterio, tiene visitas guiadas en sus instalaciones, y son entretenidas.

monasterio de piedra
Claustro Hotel Monasterio
monasterio de piedra
MonasterioVidrieras

El Spa del Hotel Monasterio de Piedra:

Nos gustó mucho terminar el día pasando un rato en el Spa. Confieso que soy una loca de spas y sitios con aguas termales, así que he ido a muchos, y el Spa del Monasterio de Piedra está bien.  Eso sí, creo que falta una zona de agua caliente más grande, ya que solo hay un jacuzzi pequeño en el que siempre quería estar todo el mundo.

spa monasterio piedra

La piscina climatizada, con chorros (cuello de cisne y cascada a presión) debería ser también zona de agua caliente, porque al final acabas pasando frío y en la hora y media que pasamos allí estuvo casi todo el rato vacía.

Por cierto, si tenéis la piel sensible, llevad crema hidratante calmante en abundancia, por el cloro. El agua tenía tal cantidad de cloro que por la noche incluso nos picaba la piel (y duró más de un día).

Visita al Parque Natural del Monasterio de Piedra:

Una gozada, sí señor. Sobre todo en los momentos en los que puedes disfrutar de la calma de estar a solas. Nosotros el segundo día despertamos muy temprano y empezamos el paseo antes de que llegara la marabunta y fue genial.

monasterio de piedra

Sobre el recorrido no hay que hacer ninguna recomendación, es muy sencillo y hay marcas por todo el camino para guiarte. Eso sí, no te pierdas  la gruta iris, probablemente la verás con una cola de gente esperando para poder bajar.  Es uno de los recorridos más bonitos e impresionantes.

monasterio de piedra

Consiste en bajar por la parte de atrás de la gran cascada de cola de caballo (unos 50 metros de altura), el ruido del agua cayendo suena todo el rato y es impresionante.

monasterio de piedra

En la cueva nos encontramos con varias ventanas que dejan entrever la cascada hasta que llegamos abajo del todo, donde podemos entrar por la gruta que hay detrás de la cascada, con muy poca luz, y ver caer el agua iluminada con la luz natural del exterior.

En resumen:

Sí nos gustaría volver al Monasterio de Piedra y a su Hotel, pero eso sí, tal vez en un día entre semana. No cogeríamos el paquete Spa a no ser que pudieramos comprobar antes que el agua tiene menos cloro y seguiríamos con el pack Habitación + Desayuno.

Es un lugar precioso, con encanto, y merece la pena conocerlo y pasear por el Parque Natural, aunque sea una vez en la vida.

2 comentarios en “Un fin de semana en El Monasterio de Piedra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *